online

Cien años del Genocidio Armenio

Портал «Наша среда» продолжает публикацию статей, посвящённых 100-летию Геноцида армян,  ранее опубликованных в испаноязычной прессе. Благодарим Артура Гукасяна за предоставленные материалы.

ВСЕ СТАТЬИ

Dick Lester NúñezДик Лестер Нуньес – гондурасский писатель, религиозный деятель и преподаватель.
Он окончил отделение социальных наук Национального педагогического университета Гондураса, от Института теологических исследований им. Мосеньера Ромеро получил степень бакалавра.
Ныне является иереем церкви Сан Хосе де ла Сьерра и параллельно ректором семинарии Сан Хосе и Санта Мария де ла Сьерра.
В статье, озаглавленной «Столетие Геноцида армян», он, в частности, пишет: «Папа Римский Франциск признал Геноцид армян как первый геногцид, осуществленный в XX веке.
Вообще, никто не имеет права убивать другого – действие, сурово осуждаемое Богом. Более того, потеря даже одной человеческой жизни в подобных условиях равносильна всем остальным, целостности убийств. И несмотря на существование множества скрупулезно доказанных документов, Турция продолжает отрицать факт и предпринимает безуспешные попытки фальсификации истории.  Факт Геноцида армян (который также называют Холокост армян) невозможно скрыть, тем более стереть со страниц истории».

CIEN AÑOS DEL GENOCIDIO ARMENIO

Las atrocidades cometidas contra el pueblo armenio por el Imperio Otomano y el Estado de Turquía durante los años 1915 a 1923 es lo que se conoce como genocidio armenio. Estas atrocidades cobraron la vida de un millón y medio de personas que fueron asesinadas con el objetivo explícito de ponerle fin a su existencia colectiva.

El Papa Francisco reconoció que el primer genocidio del siglo XX fue el armenio. Y es que más allá de las cifras contabilizadas de muertes, nadie tiene derecho a asesinar a otros y es una condenación delante de Dios tales actos. Pero más allá de dichas muertes, una vida humana que se pierda vale igual que todas las demás.

A pesar de la documentación largamente probatoria del hecho, Turquía lo sigue negando y se esfuerza vanamente por tratar de distorsionar la historia. El genocidio armenio (también llamado holocausto armenio) no puede disimularse y, mucho menos, borrarse de la historia.

Y es que realmente la historia de la humanidad ha tenido rostro de sangre ya que desde sus orígenes nos hemos matado los unos a los otros. Como olvidar los 10 a 31 millones de personas muertas entre civiles y militares tras la primera Guerra Mundial; los 6 millones de judíos exterminados con la implantación del régimen Nazi de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial; la Guerra Civil Española dejó como saldo 200 mil muertos y 114 mil desaparecidos, sumando por consecuencias directas o indirectas de la guerra la cifra de 630,500; la Guerra de Vietnam de 1957 a 1975 costó de 2 a 6 millones de vidas.

Latinoamérica no es ajena a estos rostros de sangre. Sólo para hacer un recuento rápido en Latinoamérica durante el siglo XX se han registrado un total de 327 golpes de estado dejando un centenar de muertes por causas políticas y de conflicto social.

En su historia política, Honduras, lleva más de medio siglo de golpes de Estado. Los golpes de Estado por parte de las fuerzas armadas nacieron en la década de los años 50 siendo el primero el 21 de octubre de 1956 y el último el 28 de junio de 2009.

La llegada del golpe de estado en junio de 2009, marcaría el recrudecimiento de las persecuciones política. Sin embargo la cacería no estaba lejos de detenerse, los medios de comunicación la declararían como delincuencia común, a pesar que quienes estaban siendo asesinados eran los periodistas, abogados, políticos, maestros, campesinos, obreros, homosexuales y féminas.

La política del exterminio de los disidentes solo de lo que va del 2009 al 2015 ha cobrado la vida de más de 200 personas ligadas a la resistencia contra el golpe de Estado. ¿No es esto un genocidio? ¿O simplemente es violencia común?

Según muestra el Observatorio de la Violencia de la UNAH, que la tendencia de homicidios que hay en Honduras es de un promedio mensual de 563 (19 homicidios diarios). Estas cifras nos convierten en unos de los países más violentos del mundo.

Honduras se desangra. “Ni una muerte más, ni ataque, ni amenaza a periodistas y defensores de derechos humanos”, dice el encabezado de la carta abierta que Amnistía Internacional dirigió al Gobierno de Honduras.

Armenia y Honduras: dos países con rosto de sangre. Esperemos que las generaciones futuras sean las que cambien estos rostros envueltos de sangre por rostros de esperanza y amor…

Dick Lester Núñez

Dick Lester Núñez Duarte (Tegucigalpa, Honduras, 1980). Escritor y Sacerdote. Profesor y Licenciado en Ciencias Sociales egresado de la Universidad Pedagógica Nacional de Honduras. Licenciado en Teología por el Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos Monseñor Romero. Actualmente es Párroco de la Iglesia San José de la Sierra y Rector del Seminario Mayor de San José y Santa María de la Sierra.

Источник: http://genocidoarmenio.blogspot.com.es/2015/02/cien-anos-del-genocidio-armenio.html

Поделиться ссылкой:




Комментарии к статье


Top